Proceso de Ilustracion realista

Proceso de una ilustración realista

Share

En esta entrada os vamos a contar el proceso de una ilustración realista que hemos realizado recientemente. Ya en la primera llamada el cliente dejó claro que necesitaba una ilustración realista con alto grado de detalle y nos envió unas fotos de referencia.

El motivo a representar era el gorgojo del pan (stegobium paniceum), también conocido como gorgojo de las drogas o carcoma del pan. Se trata de un diminuto insecto color café que puede ser hallado infestando una amplia variedad de productos.

La ilustración realista aparecería en el envase del producto que comercializa el cliente y que no es otro que el guano (excrementos) de este insecto. Si, nosotros también alucinamos.

Referencias, imprescindibles para una ilustración realista

La primera parte del proceso consiste en la búsqueda de imágenes de referencias. Puede que tengamos mucha imaginación o incluso una memoria fotográfica pero para realizar una ilustración realista es fundamental tener una base real lo más fiel.

En mis comienzos yo guardaba todo tipo de recortes de revistas y los clasificaba en carpetas. Todavía las conservo, aunque con el desarrollo de internet casi no las uso.

Carpeta de referencias para ilustraciones

Carpeta con referencias

Ahora todo es más sencillo y sobre todo más rápido. Como veréis en la imagen del final del post, fue muy fácil encontrar fotografías de referencias del insecto.

Planteamiento

Lo siguiente es algo que muchos artistas y diseñadores pasan por alto. Tenemos que preguntar al cliente las especificaciones de la entrega. Debemos preguntar si se necesita un acabado en blanco y negro o color, donde se va a reproducir la ilustración (papel, pantalla) y a que tamaño o si se necesita con algún fondo en concreto (por ejemplo transparente).

Actualmente la mayoría de los ilustradores utilizan herramientas digitales pero podría ser que nuestro cliente prefiera una ilustración realizada con métodos tradicionales e incluso quedarse con el original.

Lo mejor no es dar nada por sentado y evitar desgracias posteriores. Puede suceder, por ejemplo, que la imagen final no tenga resolución suficiente para imprimir al tamaño que el cliente necesita.

En este caso la ilustración se realizó digitalmente en un tamaño Din A4 a 300ppp, con fondo transparente, negro y blanco para poder integrar en el futuro diseño del packaging.

Realización

Boceto

Ya metidos en harina, lo primero fue realizar un boceto a lápiz. Esta es desde mi punto de vista la parte más importante del proceso de la ilustración realista. El dibujo no tiene que tener mucho detalle pero si tiene que tener la forma muy bien definida.
Dibujo realista a lapiz

Los cambios sobre la marcha son posibles en digital, pero nos ahorrará mucho trabajo tener el dibujo claro antes de pasar al color.

Color

En las escuelas de arte se suele enseñar a avanzar toda la obra por igual. Incluso hay una máxima de que una obra debería parecer terminada en cualquiera de sus estados.

Para una ilustración realista, yo prefiero desarrollar una pequeña zona antes y ver el efecto antes de pasar al resto.

He visto esta manera de trabajar en muchos pintores realistas y creo que tiene algunas ventajas. La primera es que puedo ver qué tipo de pinceles voy a necesitar y hacer una paleta de color más consistente desde el principio. La segunda es que si necesito hacer algún retoque de dibujo no será sobre una zona ya coloreada, lo que supondría horas de trabajo a la papelera.

El planteamiento de trabajo puede llegar a cambiar sobre la marcha. El proceso creativo está vivo y según nos ponemos a trabajar, nuestra idea y la percepción de lo que estamos haciendo cambia. Al dedicarle más tiempo a desarrollar la idea puede que algo que nos parecía buena idea al principio no lo sea tanto a posteriori.
Ilustraciones realistas

Por ese motivo prefiero ver una parte pequeña acabada en lugar de terminar el conjunto y descubrir que no me gusta el acabado.

Una vez tengo esa pequeña parte ya puedo ir más rápido con el resto. Para una ilustraciones realista, me gusta separar capas por niveles de detalle, generalmente empleo una para color de relleno, otra para más detalle y otras para elementos concretos (en este caso ojos y pelos). No me gusta trabajar con muchas capas. Aumenta el tamaño de archivo y es fácil despistarse y trabajar en una capa no deseada en la que no haya vuelta atrás.

Para el color suelo hacer una paleta a partir de una imagen de referencia que tenga los tonos que quiero emplear. Con Corel Painter es muy sencillo de hacer.

Acabados de la ilustración realista

Evidentemente el acabado de una ilustración realista tiene que tener bastante detalle, pero no nos podemos sustraer al estilo propio.

Los pintores hiperrealistas emplean técnicas y acabados fotorrealistas muy parecidos y en consecuencia es difícil distinguir una obra de un autor de la de otro más allá de los temas. Por decirlo de otra manera, la técnica se antepone al estilo.

Cuando vamos al Museo del Prado y vemos cuadros de Velázquez de cerca podemos observar grandes manchas y podo detalle. Sin embargo al alejarnos un poco el efecto es de un realismo brutal y vivo.

Se pueden conseguir efectos realistas sin tener porque usar un pincel de 1 pixel. Yo prefiero esas “imperfecciones” que dan dinamismo y vida a la obra y que el ojo haga el resto.

Os dejo aquí una imagen a modo de resumen:

Ilustración realista Raúl Moreira

Share

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos necesarios están marcados *
Puedes usar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.