Dibujo digital cabecera

Del dibujo a tinta al dibujo digital

Share

Después de un mes dibujando a tinta sobre papel, pasar al dibujo digital es en cierto modo liberador pero también limitado. He echado en falta algunas ventajas que aporta el medio tradicional y que a día de hoy no están resueltas. En esta entrada os cuento mi experiencia.

Inktober

Durante octubre se celebra Inktober, un reto creado por Jake Parker en 2009 que consiste en realizar un dibujo a tinta cada día y publicarlo en tu blog o redes sociales con el hashtag #inktober. Este año he completado el reto, no sin dificultades. Ser ilustrador y diseñador freelance y debería ser compatible con proyectos personales en teoría, pero el día a día es complicado. Al final la experiencia fue positiva.

El primer dibujo que realicé para Inktober fue un dibujo digital. Para el resto dejé el ordenador a un lado y desempolvé mis viejas plumillas y frascos de tinta. La mayoría llevaban olvidados al menos 15 años. Algunos estaban totalmente secos y otros descoloridos, pero por suerte pude rescatar suficiente material para ponerme manos a la obra.

Intenté sobre todo variar en cuanto materiales. Probé diferentes soportes, pinceles, plumas, plumillas y rotuladores. Todo lo que tenía a mano.

Dibujos a tinta para #inktober por medios tradicionales

Algunos retratos realizados para #inktober por medios tradicionales

Dibujos a tinta para #inktober por medios tradicionales

Algunos dibujos realizados para #inktober por medios tradicionales

Tengo que reconocer que aprendí bastante sobre la importancia de contar con un buen material. También sobre lo que técnicamente es más conveniente o lo que no funciona.

Dejando a un lado el tema creativo, ha sido una buena experiencia y entrenamiento. No obstante, tenía dudas de si este aprendizaje sería aplicable a la hora de realizar un dibujo digital.

El proceso

Al mes siguiente tuve la oportunidad de resolver mis dudas. Un cliente me encargó la contra etiqueta de una botella de vino cuyo frontal había realizado hacía unos meses. Para el frontal realicé un dibujo digital imitando tinta. El tema de la ilustración fue Ronin, el samurái vagabundo, según el encargo del cliente.

Ilustración digital. Ilustrador freelance Madrid Raúl Moreira

Ilustración para la etiqueta frontal.

El cliente quería la contra etiqueta con el mismo personaje pero en otra posición. En un primer momento se trataba de mostrar al personaje en diferentes actitudes.

Dibujo digital. Ilustrador freelance Madrid

Primera versión para la ilustración de la contra etiqueta.

Tras realizar este primer dibujo digital, el cliente solicitó cambiar el personaje a una posición de espaldas. Tras varios cambios eligió esta ilustración final:

Dibujo digital. Dibujante freelance Madrid

Ilustración de la contra etiqueta escogida por el cliente.

Ventajas y desventajas del dibujo digital

En un dibujo tradicional se echa de menos ctrl+Z las capas o ampliar la mesa de trabajo como en un dibujo digital.

Además con la tinta puedes tener bastantes “sorpresas”. Si has cargado la plumilla demasiado o muy poco (gotas, salpicaduras o quedarte a medio camino de una línea). Si no cuentas con tinta en buen estado y un papel adecuado, dibujar puede llegar a ser bastante incómodo. Por otro lado cuando la tinta se empieza a secar en la plumilla, esta no funciona del todo bien y hay que limpiarla.

Son obstáculos que se pueden superar en cierto grado con tiempo, paciencia, preparación del trabajo y experiencia.

En este sentido pasar del dibujo a tinta al dibujo digital es bastante liberador, sobre todo si el tiempo apremia. Por otro lado, puedes reutilizar partes del dibujo digital en los cambios que precise el cliente y los cambios de color son mucho más rápidos.

Sin embargo, el control del trazo que se tiene sobre el papel y las sensaciones al dibujar son mucho mejores en el dibujo tradicional que en el dibujo digital.

El software para dibujo digital puede legar a imitar bastante bien el medio usado, pero la tableta o el monitor interactivo siguen siendo una limitación frente a los medios tradicionales.

La aproximación de la mano al soporte, la orientación de la superficie de dibujo y la inclinación y/o rotación del pincel son el talón de Aquiles del medio digital.

Wacom es el mejor fabricante de hardware para dibujo digital y tiene productos fantásticos, pero todavía tiene un lago camino que recorrer para llegar a lo que se consigue con una simple hoja de papel y un lápiz.

Una cuestión de tiempo

La gran ventaja del dibujo digital, aparte de la posibilidad de volver atrás o guardar versiones, es la rapidez.

No tener que preparar la mesa y el materia, recargar la tinta a cada rato o poder re encuadrar la composición, ahorran muchísimo tiempo. Podemos conseguir variaciones de color e iluminación en segundos y volver atrás cuando algo no nos ha gustado. Con esto podemos explorar nuevas opciones durante el proceso y mejorar el resultado.

Por otro lado al terminar el dibujo digital no hay que escanearlo, ajustar color o limpiar defectos para poder incluirlo en un diseño.

Conclusiones

Para un encargo profesional, con tiempos ajustados, en que el cliente marca la pauta con modificaciones constantes, el dibujo digital es la mejor opción.

En un trabajo personal en el que el factor tiempo y los cambios son controlados por el ilustrador, el dibujo tradicional puede ser mejor opción.

Muchos ilustradores prefieren arrancar en papel y luego digitalizar el boceto para continuar en el ordenador. Es una solución que aúna lo mejor de cada entorno.

Hay que considerar también que si el original es bueno siempre cabe la posibilidad de exponer o vender. Cuando surge la oportunidad de exponer, un original a mano tiene más encanto que un dibujo digital. Es otro factor a tener en cuenta.

Share

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos necesarios están marcados *
Puedes usar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.